Plásticos
25.10.2012

Hay dos tipos de personas: los que utilizan las bolsas del supermercado para echar la basura y  los que compran bolsas de basura. Los primeros van al supermercado y llenan las bolsas con productos que, a su vez, están envueltos en otros plásticos : Champiñones, zanahoria rallada, berenjenas, manzanas… Hasta la lechuga se vende ya cortada, lavada y  plastificada. Además, hay productos como las magdalenas,  que se envasan en bolsas de plástico individuales y, después, se introducen en una bolsa más grande. Otros, como la charcutería o la carne se colocan en  bandejas de plástico rígido y después se plastifican al vacío. Casi todas las botellas son de plástico. Las de agua se venden en packs de seis, también del mismo material.

Esta gente, cuando llega a casa, saca los envases de plástico de las bolsas del supermercado, colocan una en el cubo de basura y, a continuación, la va rellenando con los envoltorios inservibles de los productos que, hace un momento, han sacado de esa misma bolsa. Curioso.

Los segundos, además de todo eso, compran bolsas de basura. Estas bolsas  se venden envueltas en otra bolsa de plástico. Eso es aún más curioso. Llegan a casa, vacían las bolsas, abren la bolsa de las bolsas de basura, sacan una, la colocan en el cubo, tiran la bolsa de las bolsas de basura a la ídem. Y, acto seguido,  tiran todas las bolsas del supermercado.

Una bolsa de plástico tarda, según su grosor, entre 150 y 400 años en degradarse. Es un dato que no debería caer en saco roto.

Publicado en El Diario Vasco el 21 de Abril de 2007.
Foto.- Parking del C.C. Garbera, San Sebastián.

1 comentario:

  1. Patri dice:

    Ahora ya no sé que hacer con las bolsas

Responder a Patri:

Rellena estos datos y envía tu comentario:

(*)

(*) (no será publicado)

* campos obligatorios