Yo gano
08.12.2013

 

Armando, renato e amici

Ayudar a unos turistas perdidos a elegir restaurante en mi ciudad me regala dos minutos de alegría. Ceder mi asiento a una señora mayor me hace sentirme joven. Enseñar a otros lo que he aprendido consigue que aprenda más. Saludar y sonreír a desconocidos me devuelve saludos y sonrisas. Dar una moneda a un músico callejero me regala música por la calle. Dar las gracias, no interrumpir o intentar ser agradable me hace socio de un club exclusivo al que no se accede con dinero.

Implicarme en proyectos solidarios me hace sentirme necesario.  Donar dinero a los desfavorecidos alivia mi sentimiento de culpa por ser más afortunado que otros. Ser generoso alimenta mi autoestima. Echar una mano a mis compañeros de trabajo compensa las veces en que soy peor compañero.

Dar la ropa que no uso reduce el cargo de conciencia de tirarla. Reciclar y reutilizar alivian mi complejo consumista. Donar comida al Banco de Alimentos me da mucho más bienestar que bendecir la mesa. Y si son dulces, golosinas o caprichos me hacen sentirme diferente.

Ayudar a un amigo me ayuda a dormir mejor. Dar una sorpresa a mi mujer un martes  convierte ese día en un sábado. Escuchar a mis hijas consigue que me gane su atención y su confianza. Dedicar el fin de semana a cocinar para mi familia me hace sentirme importante. Colaborar en las tareas de casa me refuerza en mis ideas. Compartir algo multiplica mi disfrute. Mejorar mi entorno hace que yo mejore.

Dar es la forma más fácil de recibir.

 

Publicado en El Diario Vasco el Domingo 8 de Diciembre de 2013.

Foto.- Armando, Renato e amici. Taormina, Sicilia.

 

8 comentarios:

  1. jose ramon c-viglione dice:

    gracias guille por tu maravillosas observaciones ,pero tengo la duda que el fondo usado era el del escrito de la tia Anita?

    • guille dice:

      es muy parecido.
      es más, es otro trozo de la misma pared.
      todavía tengo otra foto similar pero ya no lo pondré.

      ¡ abrazo !

  2. iñaki dice:

    Gracias guille. Estaba en horas bajas y con tu columna me has elevado un poco mi «maltrechez»(¡perdón por el palabro!).

  3. Marzo dice:

    Es un placer leer un texto así en una época como esta.
    Buena mano, buen pulso, buena cabeza.
    Gracias.

  4. Felipe dice:

    La última frase de tu texto me ha traído a la memoria otra frase que un personaje de Saramago pronunciaba en ‘O conto da ilha desconhecida’ (El cuento de la isla desconocida): «Gostar é provavelmente a melhor maneira de ter, ter deve ser a pior maneira de gostar» (‘gustar es probablemente la mejor manera de tener, tener debe de ser la peor manera de gustar’).
    Te lo ‘cuento’ porque en las fotografías vuelve a aparecer Sicilia, un viaje y el barco que nos lleva a alcanzar el objetivo. Quizá, simplemente, una educación en ‘valores estables’.
    La Isla Desconocida.»Y no ignoro que todas las islas, incluso las conocidas, son desconocidas en tanto no desembarcamos en ellas».
    (Abrazo)

    • guille dice:

      Me encanta ese muro viejo del antiguo Hotel Metropole de Taormina y no me he resistido a utilizar otra foto.
      Estaba enfrente del Wunderbar, donde Liz taylor y Richard Burton se enfadaban y reconciliaban entre copas.
      Ahora han nivelado los muros, los han repintado y todo parece nuevo.
      Han reabierto el Hotel, convertido en una casa de huéspedes de lujo pero es improbable que nos encontremos el glamour que murió con otros tiempos.
      Gracias, felipe.

¿Quieres comentar algo?

Rellena estos datos y envía tu comentario:

(*)

(*) (no será publicado)

* campos obligatorios