Nada
27.01.2014

 

Mascarilla

La crónica de tribunales es música de ascensor. La lista diaria de escándalos es la nana que nos adormece. De fondo se oye recitar un rosario de corrupciones. La sordina de las noticias nos mantiene amodorrados. No hay temor a que nada despierte nuestras conciencias.

La política española aburre y esa es la baza con la que juegan los políticos. Aburrirnos. La estrategia es resistir hasta que amaine. Que los ciudadanos bostecemos y miremos hacia otro lado. Que nos desinteresemos. O, por lo menos, que se extienda el desprestigio general y metamos a todos en el mismo saco. Revolver el río para ganancia de pecadores.

La actualidad informativa es una aliada involuntaria. Un cajón de sastre, desastre. Los telediarios se confunden con las telenovelas. Nos indigna la última matanza de niños en Siria pero nuestro enojo se esfuma con la enésima travesura de Justin Bieber. Vivimos al ritmo de la novedad. El último asesinato machista. El último gol de Neymar. El último desahucio. El último desnudo de Miley Cyrus. Somos consumidores de anécdotas. Entretenernos vende más que informar.

Los ciudadanos no tenemos memoria, responsabilidad ni conciencia. Desconectamos , olvidamos pronto y se intuye cierta resignación. Hemos desarrollado una gran tolerancia ante la inmoralidad. Así evitamos sentimientos de culpa y la molestia de cambiar las cosas.

Oigo mucho ruido de fondo pero no consigo entender nada. Ese era el objetivo. Eso es lo que ocurre. Nada.

 

 

Publicado en El Diario Vasco el Domingo, 26 de Diciembre de 2014.

Foto.- Mascarilla Higiénica. NY. 2004.

4 comentarios:

  1. Juanjo dice:

    Muy bueno. Como siempre con tu habitual suave tratamiento y sin ofender, señalas hechos indignantes. La corrupción de la “Justicia” y nuestra pasividad. Supongo que por esta última, los ciudaddanos pegan esas bonitas ovejas en la parte trasera de los automóviles. Es nuestro fiel reflejo.

  2. Marzo dice:

    Creo que no estás sintonizando tu oído donde deberías.

    Magnífica la imagen.

¿Quieres comentar algo?

Rellena estos datos y envía tu comentario:

(*)

(*) (no será publicado)

* campos obligatorios