Listón
30.10.2014

 

Meine Lederhose lächelt

Éste es un resumen de lo que aparece en Google si buscas Hombre Ideal o Mujer ideal. Lo cómico, y alarmante, es que este catálogo de exigencias está recogido de webs de autoayuda y seudosicología. Es difícil gestionar las paradojas. Más cuando nunca nos habíamos exigido tanto para ser felices.)

El hombre debe ser equilibrado. Alguien masculino que no reprime su lado femenino. Romántico pero varonil. Sensible sin ser un blando. Comunicativo, capaz de expresar sus sentimientos. Fuerte, y, a la vez, delicado. Con mucho sentido del humor. Con mucho sentido común. Un hombre CO al que le encanta cooperar, coeducar, colaborar, cocinar e ir de compras.

A la mujer le pedimos que sea mejor en todo pero, por supuesto, sin parecerlo. Alguien con personalidad multitarea. Carrera brillante, madre entregada. Una chica con estilo, con ángel pero, a la vez, muy práctica, muy resolutiva. La perfecta anfitriona. Una chica con humor, elegancia y clase. El foco de todas las miradas en cualquier reunión social.

Seductor aunque no conquistador. Más atractivo que guapo. Con un cuerpo tonificado sin llegar a musculoso. Que le gusta cuidar su aspecto y su ropa sin ser presumido. Un amante que sabe crear el ambiente, sembrar el deseo. Un compañero que, después de hacer el amor, te rodea por detrás con sus brazos y te susurra al oído palabras bonitas hasta que te duermes.

Una mujer irresistible, fascinante, cautivadora. Sexy por fuera y por dentro. Sexy de la mirada a los pies, pero sin ser un objeto ni un trozo de carne. Siempre joven, siempre delgada, siempre radiante pero con apariencia de no cuidarse demasiado.

Liberal en lo económico, progresista en lo social. Competitivo y luchador aunque generoso y solidario. Un rebelde responsable. Un soñador con los pies en el suelo. Humilde, discreto y, sin embargo, un ejemplo de éxito económico y profesional.

Una sicóloga de guardia, siempre preocupada por el bienestar de quienes le rodean. La amiga que siempre está ahí. La madre coraje. Alguien que sabe perdonar, hacerse respetar y levantarse cuando cae. La gestora de la economía doméstica. La consejera delegada, sin dietas, de la unidad familiar. Una navaja suiza multiusos.

Un hombre que aporte seguridad sin restar libertad. Protector pero no posesivo. Una persona ocupada que siempre encuentra el tiempo para escuchar un amigo, contar un cuento o reparar una avería.

Una mujer poderosa. Segura de si misma. De las que da el primer paso y Toma la iniciativa en las relaciones personales. De las que sabe decir no y nunca espera la aprobación de los demás. Alguien que sabe encontrar tiempo para cuidarse, tiempo para descansar, tiempo para crecer, para leer y que, después de todas su obligaciones, siempre le queda un poco de tiempo para una amiga, hacer los deberes de los hijos o colaborar con el colegio o alguna ONG

Un padre tierno y con carácter. Divertido y recto. Que educa con el ejemplo. Un triunfador siempre dispuesto a sacrificarlo todo por ir a la fiesta del colegio de su hijo.

Inteligente, brillante. Culta, gran lectora. Soñadora aunque responsable. Feliz, exitosa y muy atractiva pero nunca – nunca – intimidante.

Incluso, un poco sumisa. No vaya el hombre a sentirse inseguro …

 

 

 

Versión corregida y ampliada de un artículo publicado en El Diario Vasco el Domingo, 26 de Octubre de 2014.

Foto.- Meine Lederhose lächelt. ( AKA El paquete de mi Peto Tirolés está sonriendo). Berlín 2012.

2 comentarios:

  1. marta olass dice:

    Me encanta el penúltimo párrafo en cursiva. Después de tanta perfección, de tanta buena obra social, laboral, afectiva, estar delgada e ideal… “todavía encuentra tiempo para…”

    Después de leerlo me siento aún más cansada (y alejada de la mujer ideal).

    Qué pena.

    Buenas noches.

Responder a marta olass:

Rellena estos datos y envía tu comentario:

(*)

(*) (no será publicado)

* campos obligatorios