“ En nada .“
19.03.2013

 

Ella y él.

 

Ella.- Cariño, ¿ en qué piensas?

Él.- En nada.

Ella.- Hombre, en algo estarás pensando…

Él.-  La verdad es que no. No pensaba en nada.

Ella.- Lo siento, pero creo que es imposible no pensar en nada.

Él.-  Silencio …

Ella.- Será una tontería, pero en algo estarás pensando.

Él.-  Silencio …

Ella.- ¿ No ?

Él.-  Ahora sí. Ahora estoy pensando en que esto va a acabar en bronca.

Ella.- No te pongas así. Me refería a antes. ¿ En qué pensabas ?

Él.- Ya te lo he dicho. No pensaba en nada.

Ella y él.- Silencio tenso…

Ella.- Cariño, prefiero que me digas que prefieres no contármelo. Que defiendas tu derecho a no decírmelo – que ojo, lo tienes – pero me duele que me respondas que no estás pensando en nada.

Él.- Silencio…

Ella.- Silencio

Ella y él.- Silencio definitivo…

Hay muchas razones, más o menos opacas, para que un hombre responda  “en nada” cuando su pareja le pregunta el temido «¿ En qué piensas ?». Aunque resulte sorprendente, la razón principal suele ser que, efectivamente, no está pensando en nada.

A las mujeres les cuesta creerlo. Su Unidad Cerebral Multitarea – UCM – es incapaz de permanecer inactiva. A veces, por sobrecarga, el programa se cierra inesperadamente pero el sistema se reinicia de modo automático.

Los hombres, en cambio, somos capaces de desconectarnos durante horas. Nos basta el fondo de una tele o el vuelo de una mosca para alcanzar un nirvana “ endorfínico “  Ahora, que ya se ha demostrado el valor liberador y antidepresivo del llanto creo que es momento de reivindicar, al menos para el hombre, el valor terapéutico de no pensar en nada.

Ella.- Cariño, ¿ en qué estás pensando?

Él.- En nada.

Ella.- Pues venga, piensa rápido en algo y cuéntamelo.

Versión del artículo publicado en El diario Vasco el Domingo 27 de Marzo de 2011.

Foto.- Ella y él.

 

 

8 comentarios:

  1. Iñaki dice:

    Una situación muy familiar.

    A veces respondes «en nada» porque estás pensando en el palito de la «L» y cosas de ese estilo y no es cuestión de empezar a poner en contexto ese «gran pensamiento». Otras muchas simple y realmente no piensas en nada.

    • guille dice:

      Si señor, digamos que » el palito de la L» y » nada » son familiares cercanos.
      Asuntos intrascendentes y, a la vez, de la máxima importancia en momentos como un domingo por la larde mientras ves
      la peli alemana en Antena 3.
      Creo que pensar en asuntos como » el palito de la L » han evitado a la humanidad magnicidios, revoluciones y desórdenes públicos.
      No sé, últimamente,leyendo la prensa, pienso que, quizá, alguno de ellos debería haber ocurrido.

  2. Iñaki. dice:

    guille,perdona la tabarra.Pero hace media hora leo en la solapa de un libro que su coautora,licenciada en medicina, afirma que entre sus aficiones:cine,novelas,senderismo…»y a veces dejar pasar el tiempo sin más(pensar en las musarañas).Sic.
    Puedes comentarlo, si quieres.

    • guille dice:

      Comentado queda.

      Por cierto, te hice caso, por fin, y escribí este sábado sobre los días mundiales.
      Un día de estos lo cuelgo.
      Muchas gracias.

  3. Iñaki. dice:

    Me apunto.Muchas veces «estoy pensando en nada».A propósito de la UCM, un amigo me decía, ya hace años,:es que las mujeres son «concretas».Oye, pues a lo mejor es verdad.

    • guille dice:

      Generalizando, y simplificando, me identifico más con su forma de pensar y actuar que con la de los hombres.

      • MIKEL dice:

        Yo, no se si me identifico, pero realmente me siento más cómodo con ellas…
        Y creo que si, las mujeres son concretas. Esa búsqueda «endorfínica» y también divagadora supongo que es muy masculina. Que tío no se ha eternizado en conversaciones bizantinas, mientras las chicas ya se han largado hace rato a dormir (que es lo que hay que hacer a ciertas horas. Sobre todo si te has comprometido a llevar a tu hijo al partido al día siguiente)

¿Quieres comentar algo?

Rellena estos datos y envía tu comentario:

(*)

(*) (no será publicado)

* campos obligatorios