El Caso
30.06.2013

 

La fiesta del barro.

 

La información es un producto. Los medios son el escaparate. El prestigio es una cuota de audiencia. No siempre fue así. Antes, la información era un servicio. O, por lo menos,  intentaba parecerlo. Había límites entre el periodismo y el morbo. Nieves herrero es mi primer recuerdo de ver traspasar esa frontera. Fue el 27 de Enero de 1993 en un triste programa sobre el crimen de Alcasser. Maldita memoria.

El morbo. La fiesta del barro. La curiosidad malsana. La vida de los demás interesa a los que tienen vidas poco interesantes. Lo desagradable atrae y los telediarios lo saben. Inundaciones, bonzos , violencia de género, desahucios, atentados. Escatología del sufrimiento. Medio minuto de vídeo del Madrid Arena llena una hora de televisión. La desgracia ajena es el Almax que alivia el ardor de las propias miserias.

Antes de ser europeos la casquería se vendía en el diario El Caso. Hoy habría cerrado por competencia desleal. La crisis de los medios ha envilecido la profesión. La prisa por no perder cuota de mercado recurre al atajo de los bajos instintos. El sexo, los escándalos, lo bizarro y el dolor ajeno.

La noticia es sólo una excusa para el espectáculo. Gadafi empalado. Los huesos de Ruth y José Bretón. El falso Chávez entubado. Y mientras, la Corinna que encontró un rey compite por el share con otra Corinna que busca príncipe.

Las noticias se trituran hasta convertirlas en carnaza. Cebo para una audiencia cada vez más voraz. No nos quejemos, hace mucho que se inventó el mando a distancia.

Desde entonces, cada país tiene la televisión que elige.

 

Publicado en El Diario Vasco el Domingo 3 de Marzo de 2013.

Foto.-  La fiesta del barro. Sur de Navarra. 2011.

 

2 comentarios:

  1. Ana E. dice:

    Supongo que habrá gente que utilice esas cenizas ajenas para emparedar por un momento las suyas. Necesitan ver que no «están solos», que la buena estrella no sólo ha dejado de mirarles a ellos…. una especie de anestesia local.

    Ana E.

¿Quieres comentar algo?

Rellena estos datos y envía tu comentario:

(*)

(*) (no será publicado)

* campos obligatorios