De toda la vida
17.04.2017

 

Tradiciones encontradas

La identidad de Italia sabe a spaghetti alla Napoletana, gelato al cioccolato, Tiramisú y café espresso. La cerveza es la bebida nacional de Alemania, Bélgica y toda Centroeuropa. La carne de vacuno es el símbolo patrio de Argentina. Irlandeses, polacos o alemanes no imaginan su cocina sin patatas.

Sin embargo, los chinos ya comían fideos hace 4.000 años y tomaban helado, de postre, 2.000 años antes de que Marco Polo regresara de Oriente a Venecia y lo introdujera en Italia. El tomate y el chocolate llegaron desde México en el siglo XVI. El café tiene su origen en la actual Etiopía. Se bebía en Turquía, Persia y Egipto dos siglos antes que en Europa y, aunque es el símbolo de Colombia,  la primera semilla no se plantó en esa tierra hasta 1785. La receta del clásico Tiramisú sólo tiene 60 años .

Los sumerios de la actual Irán bebían cerveza 3.600 años antes que las antiguas tribus germanas. Los primeros terneros con destino a América zarparon de Cádiz en 1493. Desembarcaron en el Caribe y aún tardaron otro medio siglo en llegar a Argentina. La patata ya se comía en Perú hace 8.000 años y se cultivó por primera vez en Alemania hace 400.

La tortilla de patata no tiene 200 años y no hay datos sobre la paella anteriores al siglo XVIII. Los pimientos de Gernika y las guindillas de Ibarra forman parte de la cocina de Latinoamérica desde hace 9000 años. Trajeron sus semillas a Europa, hace 400 años, uno de los pueblos más activos en la conquista y colonización de América. Los vascos.

Nos creemos únicos pero somos la suma de un sinfín de influencias. La comida es sólo un ejemplo pero, si extrapolamos el mismo criterio a nuestros ritos, creencias o costumbres es fácil comprobar que no son tan primitivas ni originales.

Las tradiciones se parecen a los pimientos. Son lo nuestro, lo auténtico, lo de toda la vida, pero sólo llevan con nosotros unos cuantos años.

 

 

 

Publicado en El Diario Vasco el Domingo, 16 de abril de 2017 ( versión blog ).

Foto.- Tradiciones encontradas. Manhattan, NY. 2013

2 comentarios:

  1. Si somos lo que comemos, y comemos lo que se comía hace 9.000 años, puede que sea la comida lo que justifique que no hayamos cambiado mucho en todo este tiempo.
    La cuenta, por favor (sin IVA, claro).

    • guille dice:

      Casi la totalidad de las verduras que cultivamos y los animales que criamos y comemos hoy fueron domesticados durante la revolución neolítica, cuando pasamos de cazadores-recolectores a agricultores. de eso hace unos 10.000 años.
      Antesdeayer.

¿Quieres comentar algo?

Rellena estos datos y envía tu comentario:

(*)

(*) (no será publicado)

* campos obligatorios