A todas las Evas
30.04.2018

 

Yellow Bunny

La moral y la forma de ver el mundo de cada pueblo está cimentada sobre relatos, parábolas y mitos. Hasta hoy, esos textos han sido escritos por hombres. La Biblia es la colección de relatos que más símbolos y ejemplos ha aportado a nuestra herencia cultural.  Sus páginas han modelado nuestra definición de familia, sexualidad, virtud, pecado, culpa o perdón.

No hace falta ser creyente para conocer la historia de Adán y Eva. Ningún estereotipo femenino ha arraigado tanto en nuestra cultura como el de Eva. La primera mujer, la tentadora, la instigadora del pecado original. La causante de la expulsión del Paraíso terrenal y de que hoy debamos sudar para ganarnos el pan. Eva es retratada en el Génesis como una persona de inferioridad moral que utiliza su poder de seducción para enredar a un ingenuo Adán.

En hebreo, Eva significa aquella que da vida. Resulta sintomático que la madre de la humanidad naciera de la costilla de un hombre. También que su única razón de existir fuera hacerle compañía.  Está escrito. Desde la Creación las evas estáis subordinadas a los adanes por designación divina.

Eva es la primera culpable y, desde entonces, todas las evas despertáis sospechas. También cuando sois las víctimas. Sois prejuzgadas por salir de noche, por beber, por estar donde no debíais, por volver solas, por ese escote, por tener pechos, por ser simpáticas, estrechas, seductoras, por disfrutar, por desear, por ceder o por no resistiros lo suficiente. Juzgadas por decidir vuestra vida. Por atreveros a ser iguales.

El tribunal de La Manada ha confirmado que apoya su sentencia en la jurisprudencia. Es decir, en el estudio de sentencias dictadas por anteriores tribunales en casos similares. Es decir, en una tradición que criminaliza a la mujer violada y exonera al agresor. El problema, pues, no es un código penal desfasado sino cómo se interpreta aún hoy. Y las interpretaciones particulares están empapadas de ideología.

Cambiemos la ley, claro que sí, pero cambiemos, sobre todo, las conciencias, los relatos, las palabras, los prejuicios. Cambiemos  la educación para ayudar a nuestras hijas e hijos a mirar a las mujeres con otros ojos.

.

Post scriptum.-

Este texto no pretende criticar a la religión judeocristiana sino a una larga tradición social que estigmatiza a la mujer. Si alguien lo ha entendido así, le invito a reemplazar a Eva por Pandora.

En este mito griego, Pandora también simboliza la perdición de la humanidad. Su autor, Hesíodo, presenta a Pandora como la primera de entre las mujeres, que en sí mismas son portadoras del mal.

Pandora es la primera mujer de la tierra.  Zeus ordenó su creación para castigar a la raza humana, por que el titán Prometeo había robado el fuego de los dioses para calentar a los hombres. Hefesto modeló con  arcilla la figura de una hermosa doncella y los dioses le otorgaronla belleza, la gracia y la sensualidad, pero también la mentira, la falacia y la curiosidad.

Zeus entregó a Pandora un ánfora para que se la entregara a Epimeteo, hermano de Prometeo. Le prohibió abrirla porque contenía todos los males existentes pero Pandora pecó de curiosidad y abrió la jarra. Los males escaparon y castigaron a los hombres con un sinfín de desgracias.  De este mito proviene la expresión «abrir la caja de Pandora».

 

 

Publicado en el Diario Vasco el Domingo, 29 de Abril de 2018. ( ampliado y corregido ).

Foto.- Yellow Bunny. Barcelona.

2 comentarios:

  1. Aunque suene a claim político: «Por el cambio».
    Excelente artículo (one more time).

Responder a guille:

Rellena estos datos y envía tu comentario:

(*)

(*) (no será publicado)

* campos obligatorios